Rafael López

Comienza a escribir, fundamentalmente poesía, en su adolescencia, influido por la convivencia con su tío , y todo el ambiente de pintores y literatos gallegos que frecuentan la casa de sus padres, entre los que se encontraban José Ángel Valente o Celso Emilio Ferreiro. Este entorno y sus vacaciones le permitieron no romper sus vínculos con la tierra original, Galicia.

Sus grandes aficiones son la literatura y la gastronomía. De la combinación de ambas nacen varios blogs sobre el tema entre los que destaca una Enciclopedia de las Gastronomías Tradicionales Españolas (defuegosybrasas.blogspot.com). Colabora de forma habitual con periódicos digitales para los que escribe artículos de opinión.

Su obra “Arnulfo Aprendiz” es una guía para buscadores, para aquellos que se pregunten: ¿se puede trastocar el tiempo?, ¿puede un hombre de hoy tener un hermano en el siglo XII? Seguramente la ciencia tiene la respuesta, la magia otra diferente y la religión otra aún distinta, pero la relación intemporal que Arnulfo mantiene con el autor a través del tiempo y del paralelismo de sus experiencias vitales, parece suponer un sí rotundo. Habrá quien piense que sus diáogos con Arnulfo son cosa de la imaginación, y él, a veces, pocas, también lo piensa.